Marketing Digital: listo mi embudo, ¿y ahora?

Ya tengo mi embudo de Marketing Digital, ¿y ahora?

Si quieres saber cómo puedes implementar tu embudo de Marketing Digital, escríbeme aquí.

Decenas de autores y de profesionales del Marketing nos han mostrado diferentes maneras de poder plantear un embudo o funnel de Marketing Digital, aquel que nos indique, en pocas palabras, cómo es que podemos convertir a nuestros prospectos en clientes a través de una serie de pasos que éste debe seguir para optar por un producto o servicio de nuestra compañía.

En esencia, los embudos son similares, salvo por los nombres: convocados y matriculados en el sector Educación, visitantes y shoppers en el sector Retail. Lo que realmente cambia – y lo que verdaderamente importa – son dos cosas: la calidad de los prospectos que tengamos y el ratio de conversión entre etapa y etapa del embudo de Marketing Digital.

La Calidad de los Prospectos

Para poner un ejemplo – y poniendo como supuesto que nuestro canal de ecommerce esté bien implementado – , puede ser que nos encontremos con que el ratio de conversión entre un Prospecto y un Cliente para nuestra empresa es de 3%; pero, comparado con el sector, el porcentaje llega a 12%. Esto significa, lamentablemente, que aquellos considerados inicialmente prospectos nunca lo fueron. Simplemente son correos electrónicos que están en una base de datos que no sirve para nuestro negocio.

¿Qué hacer? Una buena recomendación es investigar a nuestro consumidor, aquel que ahora nos está comprando y que, dentro de este panorama, sí llega a mantener compras recurrentes. Podemos enviarle un correo electrónico con algunas preguntas breves como cuáles son los productos que prefiere, a qué hora visita nuestra página o qué redes sociales usa. Toda esta información es valiosa para que podamos conocer mucho mejor a nuestro consumidor y que podamos ofrecerle un mejor servicio. Esto mejora la calidad de prospectos y nos acerca mucho más a nuestros objetivos.

Ratio de Conversión de Marketing Digital

Ahora, teniendo en cuenta que estamos en la constante mejora de nuestros potenciales clientes, tenemos que ponernos a pensar en qué más se puede mejorar. El ratio de conversión entre etapa y etapa del embudo o funnel de Marketing Digital nos indica las oportunidades de mejora que tenemos en cada fase de la compra. Si nos ponemos como objetivo generar leads o contactos para la venta, y tenemos un ratio muy bajo entre las visitas y los leads, probablemente haya que revisar el formulario de contacto: ¿el formulario se encuentra visible a primera vista? ¿cuántos campos maneja? ¿los botones de call-to-action están claros? ¿la página se adapta a móviles?

Como podemos ver, surgen una serie de interrogantes que lo único que fomentan son las mejoras continuas de la plataforma de ventas digital.

¿Tienes algún caso que quieras compartir? Recuerda que puedes dejarme tus comentarios abajo y que estoy todos lo miércoles a las 9:00 pm en Marketing de Miércoles vía Youtube.

Si te gustó , lo puedes compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *